Oscar Ramírez Arriagada: Fraguando la tierra del sol

Fuente: peperina.clConsiderado un pionero del ballet folklórico académico en Chile, este sanfernandino de fuste nos adentra en los caminos que ha seguido su vida desde sus primeros recuerdos de infancia en la sastrería de su padre, hasta su paso por la universidad y la televisión. También relata sobre la noche que obtuvo junto al Ballet Folklórico Antumapu la Antorcha de Plata en Viña del Mar, por un cuadro basado en una vivencia suya en Puente Negro, y de cómo ha llevado el nombre de nuestro país, su música y tradición por el mundo.

POR DANIEL OSORIO L. | FOTOGRAFÍA CLAUDIA MATURANA N.

Una larga carrera docente y artística, con varios títulos que ratifican una fructífera trayectoria en las artes escénicas, es la huella que aún construye como herencia este talentoso sanfernandino nacido en 1949, quien estudió en el Liceo de Hombres Neandro Schilling y más tarde se transforma en el fundador, director artístico y coreógrafo del reconocido Ballet Folklórico Antumapu de la Universidad de Chile.

Hijo de doña Raquel Arriagada Viedma y del reconocido sastre Pedro Ramírez Ríos, creció entre juegos y travesuras de infancia junto a sus hermanos en la calle Chacabuco, en uno de los barrios antiguos de la ciudad. Allí, entre vecinos y amigos, tuvo sus primeros acercamientos a la música, el cine y los títeres. “Tengo lindos recuerdos del titiritero Pepe Ferrari. Mi padre lo contrataba y él montaba su espectáculo de títeres a la salida de su sastrería en Fiestas Patrias. Me sentaba a ver su espectáculo y cómo usaba unos rayos de bicicleta, para que los personajes de su historia elevaran volantines. Ese recuerdo de niño lo usé en un cuadro folklórico en el programa de televisión Chilenazo”, comenta.

Padre de dos hijos, Óscar y Gimena, la música mejicana la escuchó desde muy joven, pero el cantar de algunos cultores naturales, poetas populares que rasgueaban sus guitarras diciendo décimas, estuvo por largo tiempo en su inconsciente. “En la Universidad empecé a conocer esto en un plano mucho más académico. Me interesé mucho y fui cambiando la música popular por la folklórica a tal punto, que después hice mi tesis de profesor de Educación Física, especializado en Folklore”.

Continúa leyendo la entrevista completa en Peperina.cl